24-26 SEPT 2019
MADRID - IFEMA

3 claves para la rehabilitación de edificios

3 claves para la rehabilitación de edificios

En el acometimiento de la rehabilitación de edificios es sumamente importante tener en cuenta una serie de puntos clave. Su consideración nos permitirá realizar mejoras en el inmueble que impliquen una mayor eficiencia energética del mismo. Esto supone la implantación de una estrategia edificatoria que suponga el cumplimiento de la normativa vigente.

Evolución hacia las ciudades inteligentes

En el sector de la construcción tan importante es la creación de obra nueva como la rehabilitación de edificios. Las nuevas generaciones de ciudades exigen unos modelos de construcción mucho más modernos y ecológicos. Pero muchos de los inmuebles siguen sin estar preparados.

Por este motivo, se impone la necesidad de preparar los edificios para un formato de ciudad inteligente. En ellos, la eficiencia energética esté por encima de otras cualidades. En este sentido, la rehabilitación de edificios se orienta hacia la implantación de sistemas de energía renovables. También en el refuerzo de fachadas y envolventes térmicos.

Medidas para la rehabilitación de edificios

¿Qué conlleva el término “rehabilitación”? Pues implica, en sí mismo, la detección y sustitución de aquellos elementos estructurales y sistemas que se han quedado obsoletos dentro de los edificios impidiendo el desarrollo de todo su potencial. Para ello, ¿qué se recomienda?

1.- Rehabilitación de fachadas

La envolvente térmica de los edificios es clave para el ahorro energético. Según datos extraídos del INE, el 58% de los inmuebles están construidos sin ninguna consideración térmica.

2.- Aislamientos interiores

No podemos olvidarnos de la importancia de los aislamientos interiores de los edificios para la mejora de su eficiencia energética. No solo consiguen reducir las trasmisiones acústicas del exterior. Además, permiten minimizar las fugas de energía. Así, se ahorra tanto en calefacción como en aire acondicionado. Para ello, se aconseja rellenar las cámaras de las paredes con un aislamiento térmico no hidrófilo e incombustible, útil para todas estas funciones.

Como parte importante de la composición de la vivienda se ha de tener en cuenta, además, la sustitución de puertas y ventanas que aseguren un mejor aislamiento. Además, los accesos al inmueble (escaleras, ascensores, etc.) habrán de ser también revisados. Los edificios antiguos suelen tener bastantes carencias en cuanto a comunicación interna se refiere.

3.- Uso de sistemas energéticos ecológicos

Cuando se acomete la rehabilitación de un edificio es importante revisar y reemplazar aquellos sistemas antiguos y deficientes. Este es un buen momento para sustituirlos por energías renovables. Así, se reducirán las emisiones contaminantes. A la vez, se permitirá el ahorro energético en el edificio (paneles solares, iluminación LED de bajo consumo, sistemas eólicos, etc.)

En este apartado también es necesario la revisión de tuberías de agua y gas, así como la instalación eléctrica. Sobre todo, si esta no está homologada.

Conclusión

En definitiva, se trata de aprovechar la rehabilitación de edificios para establecer una mejora que asiente los principios básicos establecidos en la nueva normativa energética. En España hay unos 15 millones de viviendas. De estas, un alto porcentaje necesitará ser rehabilitado a fin de asegurar su rentabilidad y calidad. Estamos ante una gran oportunidad de alargar la vida de los edificios mediante el uso combinado de nuevos y antiguos recursos.