REBUILD

REBUILD

29 SEPT - 1 OCT
BARCELONA - CCIB

En aproximadamente tres semanas hemos pasado de estar en la oficina 8 o 9 horas diarias, ir al gimnasio y salir los fines de semana a comer o cenar en algún restaurante, a hacer todo esto dentro de casa. Reconvertir la mesa del comedor de casa en una mesa de despacho o apartar los muebles del salón para hacer ejercicio son algunos de los “apaños” que han hecho muchos de los ciudadanos confinados en casa a causa de la Covid-19. La situación actual de cuarentena ha puesto sobre la mesa la importancia de los espacios y como evoluciona su funcionalidad: nuestra casa se ha convertido también en nuestra oficina, en nuestro gimnasio o en una sala de juegos y ocio.

Los espacios multifuncionales son zonas que pueden ser usadas para distintos usos indistintamente. Normalmente, este tipo de espacios se diseñan en pisos pequeños en los que se quiere aprovechar al máximo el espacio. El ejemplo más común es unir el salón y la cocina en una sola habitación con una distribución abierta. Sin embargo, también encontramos opciones como tener el cuarto de baño dentro del propio dormitorio, o transformar la habitación extra en un dormitorio de invitados o en un despacho según la necesidad de cada momento.

Algunas veces, los espacios multifuncionales tienen que haberse previsto en el diseño arquitectónico. Pero, otras veces, pueden conseguirse fácilmente siguiendo estos seis consejos para convertir nuestro piso en un espacio multifuncional:

  • Incorporar elementos o muebles convertibles y que se adapten al espacio del que disponemos: el uso de muebles que puedan servir para diferentes funciones, por ejemplo, de cómoda, mueble para la tele, biblioteca y escritorio todo en uno, ayudará a ganar espacio y a esta multifunción de la habitación.
  • Aprovechar cada rincón y espacio vacío: detectar los espacios muertos y aprovechar para darles una función. Una idea es utilizar el espacio de debajo la escalera para crear un mini despacho, una zona de juegos para los niños o una zona de almacenamiento, o utilizar una misma habitación como biblioteca y como dormitorio de invitados.
  • Estantes y mesones que puedan usarse de ambos lados: de este modo, un mueble o estantería puede funcionar como pared que separa dos espacios y, además, ganamos almacenaje en ambos lados.
  • Muebles movibles o con ruedas: facilitan la transformación de cualquier ambiente en un espacio multifunción al poder mover fácilmente los muebles de un lugar a otro.
  • Jugar con la decoración y con colores claros y una buena iluminación: utilizar colores claros, especialmente el blanco, no solo en las paredes sino también en los muebles, darán sensación de amplitud. Además, la luz es un elemento muy importante en cualquier espacio, sobre todo la luz natural.
  • Libera la zona central: a la hora de distribuir los muebles, hay que tener en cuenta que para que una estancia se vea espaciosa, la zona central tiene que estar lo más vacía posible.

Nuevos modelos de vivienda y de diseño de interiores que se debatirán en el Congreso Nacional de Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0 de REBUILD 2020. Y es que el diseño de espacios multifuncionales se está convirtiendo en una tendencia, y más durante la crisis sanitaria de la Covid-19, en la que nuestras casas deben adaptarse para intentar seguir con la vida cuotidiana con la máxima normalidad.