REBUILD

REBUILD

29, 30 SEPT - 1 OCT
BARCELONA - CCIB
vivienda sostenible

El futuro de nuestro planeta pasa por una mayor sostenibilidad. Para ello, el sector de la construcción también se ha puesto en marcha. El objetivo no es otro que construir casas ecológicas y cuidadosas con el medio ambiente. Si deseas tener una vivienda sostenible estos son las pautas que debes seguir. Protege la salud de los tuyos y el entorno que te rodea con los siguientes consejos. 

Casas bioclimáticas para sostenibilidad mayor

Cada vez son más las personas preocupadas por reducir el consumo energético de sus viviendas. En este sentido, es importante que tengamos en cuenta un concepto muy ecológico como es el de las casas bioclimáticas. Es decir, una vivienda sostenible capaz de mantener una temperatura adecuada en su interior tan solo con los recursos naturales de su alrededor. ¿Cómo se consigue esta idea? Por medio de:

  • Una buena orientación que permita un óptimo aprovechamiento de la luz y el calor solar. 
  • Un buena aislamiento con el que se pueda ahorrar energía al tiempo que evitar la contaminación de fuentes fósiles a modo de combustible para calefacciones y aires acondicionados. 
  • Acabados interiores hechos por medio de materiales naturales como pinturas y barnices ecológicos. 

Estas son las características básicas de lo que se conoce como casa bioclimática. Pero, si además quieres mejorar la sostenibilidad de tu vivienda presta atención a nuestros consejos.

Pautas para lograr una vivienda sostenible 100%

Aunque tu casa no sea sostenible desde sus cimientos, hay cosas que puedes mejorar para reducir el consumo de energía y, por tanto, el cuidado de la naturaleza. Estas son algunas de ellas:

  1. Instalación de paneles solares y turbinas eólicas domésticas: estas fuentes de energía ecológica se pueden utilizar no solo para calentar la vivienda, sino que además su uso se aplica para alimentar los electrodomésticos, permitiendo así, un mayor ahorro de energía y, en consecuencia, un menor grado de contaminación.
  2. Sistemas automatizados: la domótica es una tecnología que nos hace la vida más cómoda, segura y sostenible. La posibilidad de programar de manera remota el sistema de calefacción, el apagado y encendido de luces, los sistemas de riego, etc hace de tu vivienda más sostenible. 
  3. Depósitos de aguas pluviales: su instalación permite la recogida de agua de lluvia para su posterior utilización para la limpieza y el riego de plantas. Hoy día, su diseño ha mejorado considerablemente pudiendo encontrarse estos depósitos imitando a muros de piedra, columnas e incluso ánforas. 

Todas estas medidas se vuelven mucho más eficientes con una serie de hábitos diarios que harán de tu casa más ecológica. Por ejemplo, cerrar o abrir puertas y ventanas para el control de la temperatura interior, subir las persianas en invierno a fin de aprovechar el calor solar, usar electrodomésticos con certificado energético de clase A+++, instalar bombillas LED de bajo consumo, etc. 

Y es que los beneficios de una vivienda sostenible no solo se aprecian en la naturaleza, sino también en la considerable reducción de las facturas por consumo de energía y agua. Si quieres conocer más acerca de la sostenibilidad en el sector de la construcción te invitamos a que sigas leyendo nuestro blog