17-19 SEPT 2019
MADRID - IFEMA

¿Cuáles son las principales tendencias en construcción para el 2019?

¿Cuáles son las principales tendencias en construcción para el 2019?

A pesar de que todavía no ha terminado 2018, ya hay tendencias en construcción que se han comenzado a observar durante este año y que seguirán vigentes durante el 2019. Por lo tanto, conviene informarse no sólo para seguirlas, sino para no quedarse rezagado. Como verás, prácticamente todas las tendencias que mostraremos a continuación tienen que ver con la tecnología. Al igual que sucede en otros sectores, también la construcción se beneficia de su avances.

Tendencias en construcción para 2019: tecnología

La tecnología es uno de los principales factores que harán avanzar la construcción en 2019. Tanto en los procesos de construcción propiamente dichos como en la gestión Por ejemplo, mediante el uso de software específico para la gestión de proyectos de edificación. Este tipo de herramientas, que hace unos años eran bastante rudimentarias y no contaban con excesivas funciones, ha evolucionado hasta cubrir prácticamente todas las necesidades de un proyecto de construcción de gran envergadura. Ahora cuentan con secciones de planificación de construcción, plazos de entregas, gestión de proyecto, presupuestos, etc.

Otra tendencia en construcción para el año que viene propiciada por la tecnología es el uso de drones. Sobre todo, a medida que se van abaratando y ganando en potencia y autonomía. Se utilizan sobre todo para la inspección de las obras en altura, y detectar defectos de construcción. La posibilidad de tomar fotografías aéreas de puntos elevados desde una distancia corta, e incluso vídeos, es un gran aliciente para utilizarlos en tareas de control. También para vigilar cualquier deficiencia de seguridad que pueda existir.

El peso de la ecología

La influencia de la ecología en la construcción es cada vez mayor. Cada vez son más los edificios que en su construcción emplean técnicas respetuosas con el medio ambiente. La ecología ya lo inunda todo en la construcción, desde los planos hasta los materiales y los sistemas de construcción. También el mantenimiento, e incluso el derribo de estructuras, se llevan a cabo cada vez más según criterios de sostenibilidad.

Todo sin que la construcción haya tenido que dejar de emplear los sistemas y métodos que ha empleado hasta ahora y cambiarlos por otros. En muchos casos, ha bastado con hacer algunos cambios, que han incidido en un mayor respeto por el medio ambiente durante la construcción. Por ejemplo, emplear nuevos materiales, que no por ser más ecológicos son menos resistentes y duraderos: ladrillos fabricados a partir de colillas de cigarrillos, asfalto autorreparable, etc.

Mayor peso de la construcción modular y prefabricada

La construcción de edificios mediante módulos, y el empuje de las viviendas prefabricadas son otras dos de las tendencias en construcción más potentes para 2019. Cada vez hay más empresas que se dedican a la construcción por módulos. Y más proyectos que se ponen en marcha que contemplan el levantamiento de edificios mediante este sistema. En parte, debido a que se trata de un sistema mucho más limpio y rápido para levantar edificios.

La construcción modular es una variante de la construcción mediante estructuras prefabricadas. Con ella, se divide un edificio en varias partes iguales, que encajan unas con otras. Dichas estructuras se van ensamblando unas con otras en el lugar de la construcción. Así se minimizan las obras en el punto en el que se levanta la casa. Y se edifica con más rapidez.

Con la construcción prefabricada se suelen levantar edificios que habitualmente no tienen más de dos alturas. Generalmente se trata de pequeños comercios, oficinas o casas unifamiliares. En cualquier caso, y al igual que sucede con la construcción modular, supone un gran ahorro de materiales. Aparte, claro está, de estar listos en menos tiempo, y requerir una inversión menor para su levantamiento.