REBUILD

REBUILD

29, 30 SEPT - 1 OCT
BARCELONA - CCIB
construcción 4.0

La cuarta revolución industrial ha afectado a muchos sectores, entre ellos el de la construcción. Una oportunidad única de reconversión que va mucho más allá de las nuevas tecnologías y sobre la que queremos ahondar un poco más. Estos son los avances y retos de la conocida como construcción 4.0.

Las bases de la construcción 4.0

Cuando se habla de revolución industrial todos pensamos en la aplicación de nuevas tecnologías. Sin embargo, la construcción 4.0 es un cambio total de paradigma que se asienta sobre dos pilares fundamentales:

  • La industrialización de los procesos constructivos.
  • La digitalización que transformará los diferentes modelos de negocios.

Una visión general que nos acerca cada día a la industrialización del sector por medio de innovaciones revolucionarias provenientes de otras industrias como, por ejemplo, la automovilística.

En este sentido, actualmente, las obras son vistas más como fábricas que como proyectos individuales. Industrias que se dedican a la producción de edificios, puentes, carreteras, etc. Sin embargo, en los últimos 20 años el sector de la construcción casi no hay aumentado su nivel de productividad. Mientras tanto, la industria lo ha hecho en un 200%.

¿Qué está sucediendo? Pues que el nivel de digitalización del sector no se correlaciona con su productividad. Según los expertos, estos datos podrían cambiar si la construcción adquiere un estilo de producción parecido al de resto de industrias, especialmente la industria manufacturera, mejorando así su enfoque 4.0.

Perspectiva tecnológica de la construcción 4.0

El cambio de paradigma dentro del sector incluye indudablemente una implementación en el uso de las nuevas tecnologías. Se prevé que la verdadera transformación del sector tendrá lugar con la llegada del Internet de las Cosas (IoT), el Big Data, la robótica y la computación en la nube.

Y es que estamos ante una combinación de elementos que sugerirán la interoperabilidad de los medios materiales con la mano obrera humana. Una operación que nos permitirá tomar decisiones en tiempo real de manera descentralizada.

Estas son las ventajas que se desprenderán de la construcción 4.0:

  1. Mayor cantidad de puestos de trabajo especializados y colaborativos.
  2. Aumento de la productividad.
  3. Prevención y corrección de errores incluso antes de que se produzcan gracias a la información generada por los equipos de trabajo.
  4. Aparición de nuevos modelos de negocio con un enfoque centrado en el cliente.
  5. Maquinaria más precisa e inteligente para una mejor coordinación de medios.
  6. Optimización de los procesos por medio de la calidad, seguridad y eficiencia de las nuevas tecnologías aplicadas.

Es innegable que en materia de construcción sigue habiendo mucho camino por recorrer para equipararnos con el resto de industrias. Tal es así, que los grandes retos de la construcción 4.0 siguen siendo:

  • Acceso a los clientes por medio de canales como las RRSS.
  • Equiparar la tecnología al nivel de productividad exigido.
  • Soluciones sostenibles.
  • La industrialización de las empresas constructoras.

Lo que es indudable es que estamos ante un cambio de era que supondrá un espíritu renovado para todo el sector. Si necesitas más información acerca de esta digitalización no te pierdas los contenidos de nuestro blog.