24-26 SEPT 2019
MADRID - IFEMA

La domótica y la inteligencia artificial en la construcción de viviendas y edificios

La domótica y la inteligencia artificial en la construcción de viviendas y edificios

La tecnología está entrando en todas partes. También en la rehabilitación y la construcción de edificios y viviendas. Sobre todo, la domótica y la inteligencia artificial, que permite que los ocupantes de una casa tengan un mayor control sobre los recursos de su casa. Además, permiten ahorrar energía. Y también dinero, porque se puede controlar mejor cuánto tiempo están funcionando, por ejemplo, los electrodomésticos.

También mejora la comodidad de los habitantes de una casa, dado que gracias a la domótica se pueden controlar muchos de sus aspectos con un mando a distancia. O mediante una app en un smartphone o tablet. Pero sólo con la domótica no es suficiente para que un edificio sea inteligente. Hoy en día, la construcción ha abrazado los sistemas de inteligencia artificial. Y no son pocas las construcciones que integran todo tipo de elementos y dispositivos inteligentes.

La inteligencia artificial, clave para automatizar edificios

Las últimas tendencias en sistemas inteligentes están consiguiendo que el nivel de automatización de los edificios sea cada vez mayor. Ya no sólo se pueden encontrar en las viviendas electrodomésticos inteligentes. También hay cerraduras inteligentes. E incluso ventanas.

Estas últimas, de las que hay varios modelos, permiten a los ocupantes de la casa en la que se instalen gestionar la luz que entra por ellas. También la temperatura que se transmite desde la calle al interior. Entre sus funciones están el control automático de persianas en función de la luz del exterior. Además, este tipo de cristales son capaces de enviar un aviso en caso de rotura. E incluso de filtrar los niveles de CO2 para evitar que entren al interior de la casa.

No sólo esto, ya que algunos modelos están dotados de medidas de seguridad. Gracias a ellas, son capaces de detectar si alguien intenta acceder a un edificio por ellas sin estar autorizado. También si tratan de forzarlas desde afuera. En esos casos, hay sistemas que reciben un aviso de las ventanas y cierran las persianas de la vivienda de manera automática.

Cerraduras y electrodomésticos inteligentes

Otro de los aspectos de un domicilio que, como hemos mencionado, disponen ya de elementos de inteligencia artificial, son las cerraduras. Estas, además de aportar un mayor nivel de seguridad a la casa a la que dan acceso, pueden abrirse desde cualquier parte. Para ello sólo es necesario una app instalada en un smartphone, que a su vez debe contar con conexión a Internet y cobertura de datos. Además, pueden estar dotadas de sistemas de autorización de acceso, lo que permite denegárselo a quienes no interesa que accedan al domicilio.

Estas cerraduras no sólo permiten un mayor control sobre quién entra o no en casa. También ofrecen bastante información a sus dueños. Por ejemplo, datos sobre intentos de acceso no autorizados a la vivienda. Para cada uno de ellos, mostrarán diversa información. Por ejemplo, cuándo se han producido. Y también informarán de si están abiertas o cerradas en un momento dado.

Pero más habituales que estos elementos en un hogar son ya los electrodomésticos inteligentes, gracias sobre todo a Internet de las Cosas. Son electrodomésticos que, además de realizar las tareas para las que fueron concebidos en un principio, aportan diversos tipos de información a sus propietarios. Por ejemplo, los frigoríficos inteligentes pueden avisar cuando se acaba un determinado producto. O las lavadoras programarse por Internet y avisar cuando hayan terminado y se pueda sacar la ropa. Y recibir toda esta información, así como otro tipo de datos, en el smartphone.