REBUILD

REBUILD

29, 30 SEPT - 1 OCT
BARCELONA - CCIB
digitalización del sector de la edificación

La digitalización del sector de la edificación sigue siendo una asignatura pendiente en nuestro país. Cierto es que este es un proceso lento y progresivo. No obstante, su avance se hace necesario para cubrir las nuevas exigencias de este sector. ¿Cómo avanza la digitalización en el sector de la edificación en España? ¿Están las empresas preparadas para el cambio?

La madurez digital del sector de la edificación en España

Para que las empresas que integran este ámbito sean competitivas se hace necesario una transformación digital. Sin embargo, este proceso de digitalización presenta un bajo grado de madurez en nuestro país. Esto significa que son muchas las empresas que aún se sitúan por detrás de las necesidades tecnológicas básicas en el sector.

Avanzamos poco a poco, pero no lo suficiente como para lograr mejorar:

  • La experiencia del cliente.
  • La eficiencia en costes.
  • El ahorro de tiempo en el desarrollo de las diferentes fases de un proyecto.
  • La sostenibilidad de los procesos. 
  • La calidad final como garantía de resultados. 

¿Por qué España sigue estando a la cola en cuanto a la digitalización del sector de la edificación? La respuesta es simple: el miedo al cambio. Muchas empresas aún siguen percibiendo la revolución digital como una amenaza más que como una verdadera oportunidad para seguir creciendo. Esta mentalidad solo nos lleva al estancamiento del sector.

Ventajas de la digitalización del sector de la edificación

Se ha calculado que la revolución industrial en el mundo de la construcción podría suponer hasta un 25% de ahorro en costes. Este es un dato realmente importante para aquellas empresas que siguen luchando por salir de la crisis. 

Una de las principales ventajas de la digitalización es la reinvención del trabajo. Este nuevo paradigma proviene de diferentes fuentes:

  • Clientes con expectativas y preocupaciones diferentes.
  • Una nueva generación de expertos dentro del sector.
  • Capacidades tecnológicas diferentes a las ya existentes. 

Todo ello, hace necesario la creación de una estrategia coherente y global que nos permita disfrutar de los grandes beneficios de la revolución digital. Gracias a la digitalización del sector de la edificación:

  1. Los procesos de trabajo se vuelven interactivos.
  2. Las máquinas y los empleados están conectados.
  3. Los fallos se pueden identificar antes de que estos sucedan. 
  4. La seguridad en el trabajo es superior. 
  5. Los periodos de ejecución de obras se reducen.
  6. Los gastos por accidentes o daños incontrolados desaparecen. 

En definitiva, las empresas se vuelven más competitivas, ya que son capaces de responder antes los cambios de este nuevo paradigma.

El papel del cliente en la revolución digital

Toda compañía del sector de la edificación que desee avanzar en la digitalización de sus servicios ha de tener siempre en cuenta el nuevo perfil del cliente actual. No solo porque sus necesidades han cambiado, sino también porque su manera de relacionarse con las empresas también lo ha hecho. Hoy día, los clientes buscan un servicio cada vez más personalizado. Es decir, cada proyecto es nuevo y diferente al anterior. Por este motivo, las empresas han de estar preparadas para el almacenamiento de importantes cantidades de información relacionadas con sus clientes.

Si tu empresa quiere avanzar dentro de la revolución digital, te invitamos a que sigas las actividades de Rebuild 2019-2020. Preparamos a empresas del sector a vencer su miedo al cambio.