17-19 SEPT 2019
MADRID - IFEMA

¿Cuándo se debe rehabilitar un edificio?

¿Cuándo se debe rehabilitar un edificio?

La reforma parcial o total de un edificio es un problema que conlleva en sí muchas soluciones de cara a la calidad de vida de los vecinos. Este tipo de obras afecta tanto a grandes como a pequeños propietarios, llegando a ser en algunos casos inevitables. Para saber cuándo ha llegado el momento de rehabilitar un edificio es importante tener un cuenta una serie de aspectos. Estas son algunas razones por las que se debería emprender la reforma de un edificio.

Rehabilitación, restauración y mantenimiento de edificios

El paso del tiempo, así como los agentes externos, hacen mella en las cualidades estructurales y físicas de los edificios. Llegados a un momento se hace necesaria la rehabilitación y acondicionamiento del inmueble para conservar sus condiciones de seguridad, su salubridad, así como su decoro.

La propia legislación establece que se realicen inspecciones periódicas conocidas como ITE (inspecciones técnicas de edificios) en todo tipo de inmuebles:

Motivos por los que rehabilitar un edificio

Los ayuntamientos de cada localidad pueden imponer la reforma forzosa de algunos edificios en riesgo. Se trata de rehabilitar inmuebles, con el fin de que puedan ofrecer unas condiciones de uso óptimas.

Por otro lado, existen varias razones por las que se habría de rehabilitar un edificio. Las más evidentes son:

  1. Fallos en la construcción del inmueble: estos edificios presentan importantes deterioros en la fachada con riesgos de desprendimiento. Por esta razón, se requiere de un recalzado de muros y cimientos. Por otro lado, se hace necesario también la rehabilitación de vigas y pilares a fin de salvaguardar la seguridad de los habitantes.
  2. Rehabilitación de instalaciones: si un edificio incumple la normativa vigente debido a la posesión de unas instalaciones demasiado antiguas que no se adaptan al reglamento, se procederá a su reforma. Este tipo de trabajos suelen estar incluidos dentro de las reformas parciales de edificios.
  3. Fallos en la accesibilidad: algunos edificios se han vuelto inaccesibles con el paso del tiempo, por lo que requieren de una modificación. En estos casos, se procede a la creación de nuevos accesos a fincas, instalación de sistemas de elevación, rampas y ascensores.
  4. Mejorar la eficiencia energética: la antigüedad de algunos inmuebles hace que su consumo de energía sea relativamente elevado y necesite de ser revisado. Estas reformas nos aseguran una reducción considerable del gasto en luz y calefacción.

Ventajas de rehabilitar un edificio

La rehabilitación de edificios trae consigo una serie de importantes beneficios a tener muy en cuenta:

  • Revalorizar el valor inicial del inmueble pudiendo alquilarse o venderse por un precio superior al que tenía al principio.
  • Se mejora la eficiencia energética del edificio, siendo menores los recursos necesarios para el uso de luz y calefacción.
  • Suprimir las barreras arquitectónicas que limitan la vida de algunos habitantes del edificio.
  • Se actualizan las zonas comunes para adecuarlas mejor a sus nuevas necesidades.
  • Mejorar la calidad del edificio y el valor estético del mismo.

Por la seguridad y el ahorro, la reforma de edificios es una condición muy a tener en cuenta a día de hoy.